Contacto via Email [email protected]
Contacto Telefonico 2908 0911
Contacto via correo Plaza de Cagancha 1162

Alerta máxima

J.C.C. | Montevideo

@| \”Hace ya mucho tiempo que la violencia se ha instalado en el deporte y también más allá de los propios recintos dispuestos para esa actividad.

La realidad marca una actitud más reactiva que proactiva y por ello los acontecimientos negativos se multiplican ante la improvisación, la ineficacia e ineficiencia de los actores tanto de la seguridad, como de la organización de los eventos deportivos. Creemos que se ha abundado en comisiones, diagnósticos, discursos, buenas intenciones manifiestas, pero sin afrontar la realidad del problema, ni la postura, ni las medidas apropiadas para el control y tratamiento de los violentos en el deporte.

Se ha generado una gran confusión en torno al tema. La fuerza pública, que antes lidiaba con todo lo relacionado a los comportamientos violentos, ha cedido espacio (no ingreso a tribunas y/o espacios de las instituciones) en pos de una acción más manifiesta de los organizadores deportivos, pero éstos se declaran incompetentes para ello y lo han demostrado con creces.

Entonces surge la recomendación gubernamental de la seguridad privada para el manejo de los eventos deportivos y entonces la atención se disipa, todo continúa en el mismo nivel de confusión, mientras esperamos que en el próximo evento de riesgo suceda un hecho lamentable, para reanudar una vez más la polémica interminable. Muy lamentable.

Todo se origina en las políticas que marca la secretaría de estado respectiva -llámese Ministerio del Interior- y los compromisos que asumen las autoridades deportivas en materia de seguridad. El protocolo firmado en el año 2008 entre el gobierno del país y la dirigencia del deporte sigue siendo un obstáculo insalvable para los actores del deporte y una `feliz` coartada para las autoridades. Mientras tanto seguimos navegando en un espeso caldo de confusión, frustración e incertidumbre\”.

Compartir Alerta máxima

Comentarios :