Contacto via Email [email protected]
Contacto Telefonico 2908 0911
Contacto via correo Plaza de Cagancha 1162

Ayúdenme a comprender

Omar Milar | Maldonado

@|Es probable que mi edad avanzada no me permita entender con facilidad muchas de las cosas que vivimos en la actualidad. Por esa razón es que recurro a     alguno de nuestros gobernantes y, por qué no, al Dr. Tabaré Vázquez, para que me  ayuden a entender la verdadera situación de los uruguayos.

Vivimos, según el ministro de Economía, el mejor momento económico en la historia del Uruguay. Somos, según el ministro de Salud, el país de nuestro continente con el mejor sistema de salud que alcanza a todos los uruguayos, incluso a los de menores ingresos, disponiendo además, de profesionales del más alto nivel. Tenemos asimismo una compañía de teléfonos del Estado, Antel, que nos permite vivir la tecnología más moderna de la región y con beneficios que le permiten además, con los dineros sobrantes, invertir en un estadio para disfrute de quienes viven en Montevideo.

Pero hay aquí algunos de los temas que no puedo comprender: cada día al pasar por las cajas de los supermercados se me invita a colaborar con 2 o 5 pesos para   instituciones de asistencia médica. En los centros de pagos hay alcancías para colaborar con niños con dificultades de salud. Al prender la TV se suceden avisos que invitan a colaborar con enfermos que necesitan recursos para atenderse en el extranjero a través de cuentas bancarias o por una línea telefónica, sin contar quienes ofrecen en los semáforos bonos de colaboración para instituciones varias.

Si realmente tenemos los mejores profesionales médicos en nuestro país y disponemos de excelentes centros de asistencia…  ¿son necesarias las colectas para enviar a nuestros enfermos al exterior? Si la bonanza económica es tan abultada como se dice, ¿no pueden volcarse recursos a quienes   deben recurrir a la limosna pública, para encontrar la asistencia que necesitan y se merecen? ¿No sería más humano brindarle a quienes lo necesitan los dineros sobrantes de Antel, en lugar de pensar en obras         faraónicas, solo para satisfacer el ego de los involucrados? No puedo dejar de recordar que la mayoría de los uruguayos somos sensibles a estos temas y muchas veces quienes menos tienen hacen el sacrificio      y contribuyen con estas causas, tratando           de mejorar la calidad de vida de sus semejantes.

Antel proyecta un gasto de unos 40 millones de dólares para el tan mentado Antel Arena. ¿Con cuánto colabora Antel, por ejemplo, con la Fundación Teletón, o con  la Fundación Peluffo Giguens, obras que merecen todo el apoyo posible, por el fin que persiguen?

Nuestro presidente, el señor José Mujica se ufana de que dona la mayor parte de    su salario y predica ser el mandatario más pobre del mundo… ¿Cuánto dona a estas fundaciones o a los enfermos que necesitan salir del Uruguay, porque parece que aquí no consiguen una cura a sus enfermedades y mejorar su calidad de vida? ¿Tenemos o no recursos suficientes en esta bonanza económica para ayudar a nuestros enfermos sin que tengan que recurrir permanentemente a la colaboración popular? ¿No se podrían utilizar los fondos provenientes del IVA, que prometieron anular, por ser un impuesto perverso para los ciudadanos de menos recursos, y que seguimos pagando religiosamente?

Ah… Dr. Tabaré Vázquez, Ud. que conoce como nadie la situación de los enfermos oncológicos en nuestro país, ¿llevará adelante algún proyecto para que los enfermos del interior tengan centros públicos regionales para ser atendidos sin necesidad      de trasladarse a Montevideo? A quien le quepa el sayo que se lo ponga y me ayude a comprender la realidad que vivimos, y de alguna manera me convenza de depositar mi voto a favor del Dr. Vázquez.

Compartir Ayúdenme a comprender

Comentarios :