Contacto via Email [email protected]
Contacto Telefonico 2908 0911
Contacto via correo Plaza de Cagancha 1162

Carnaval de La Pedrera. ¿Será el último?

Fernando Niggemeyer | Montevideo

@| \”El joven que falleció en La Pedrera el lunes de mañana (Iván o Cuca, para sus amigos) era un muy buen amigo de mi hijo y estaban pasando juntos en La Paloma la semana de Carnaval. Cuando el martes siguiente por la mañana vi en muchos programas de TV y escuché en programas de radio tratar de separar el accidente del carnaval de La Pedrera me molestó mucho.

Hablo desde el dolor de un padre que ve sufrir a su hijo ante la pérdida de un amigo y ante la posibilidad que hubiera sido mi propio hijo. Pero hablo también desde la posición de un veraneante de La Pedrera que ha asistido a muchos carnavales, no a todos, no desde el principio, pero sí a muchos y desde hace varios años.

El carnaval de La Pedrera cambió, sin lugar a dudas cambió. Ya no es el desfile del lunes de noche, del que quienes estábamos en La Paloma oíamos y nos dábamos una vuelta. Ese carnaval, que cuando estábamos en La Pedrera participábamos activamente de la guerra de agua y como espectadores del desfile.

Ya desde el año pasado, el carnaval, con su alegría y descontrol comienza el viernes de noche, cuando empiezan a llegar los primeros turistas con alojamiento o a la búsqueda de él. Ya en el 2011 las improvisadas barras de los comercios establecidos, las barras ya organizadas desde diciembre de algunos establecimientos y las ocasionales del carnaval, comienzan con el expendio de alcohol, mayoritariamente caipirinhas.

Cuando escuchaba al jefe de Policía de Rocha decir que el problema es que la gente empezó a llegar el viernes, sentí indignación. ¿En qué planeta vive este hombre? ¿Qué conocimiento tiene de lo que pasa como para organizar un esquema preventivo? Realmente asombra.

Querer tomar la muerte de Iván, las fracturas de Nacho y el milagro del Boli en un accidente de tránsito separado del carnaval de La Pedrera es algo a lo que no le encuentro explicación. En la película `El último carnaval` se dice muchas veces: `es un milagro que no haya pasado nada`. Creo que lo que no pasó fue el milagro de que Iván se salvara o que Nacho no fuera pasado por arriba por un borracho.

¿Realmente transcurrió dentro de lo previsible el carnaval? ¿Qué es lo previsible? ¿Que no haya muertos? Pues hubo uno. ¿Que no haya excesos? Pues hubo por lo menos un caso denunciado de sobredosis y otro de coma alcohólico. ¿Que no hubo violencia? A alguien le pegaron un martillazo en la cabeza y una chica se cayó de un balcón. ¿Que es poco para 25.000 personas sin control ni un esquema de prevención razonable? Quizás sí. Pero para Iván, ese asesino borracho lo transformó en un 100% de desgracia.

Fuerzas vivas y autoridades se tiran la pelota entre sí. Cuando el Estado quiso participar y ordenar, las fuerza vivas consideraron que era una fiesta auto-convocada y auto-organizada que perdería su esencia. Hoy vemos a cínicos empresarios de la noche pedrerense proponer como medida paliativa ¡dejar de vender alcohol a las 5 de la mañana! Ese mismo empresario fue el precursor de las barras, de promocionar el baile en la calle hasta la madrugada, sin preocuparse del interés de los vecinos en mantener lo más bajo posible el perfil de La Pedrera.

La muerte de Iván se produjo en el contexto del carnaval de La Pedrera y no se la puede despegar de él. La tragedia que tenía que pasar, pasó. Mezcla de muchas cosas hacen a las causas: la falta de prevención que produce que un borracho venga por la carretera haciendo `eses` hasta que le pasó por arriba a tres adolescentes, el no dotar al balneario de los recursos necesarios para una convocatoria tan grande en tiempo y forma, nuestra responsabilidad como padres. Se nos pueden ocurrir muchas más.

¿Dónde sucedió? En La Pedrera. ¿Cuándo? Al terminar la fiesta\”.

Compartir Carnaval de La Pedrera. ¿Será el último?

Comentarios :