Contacto via Email [email protected]
Contacto Telefonico 2908 0911
Contacto via correo Plaza de Cagancha 1162

Contexto internacional ¿Y si Uruguay se declara país neutral?

María Juana A. | Montevideo

@| \”Costa Rica es el único país neutral en América. ¿Por qué titubear y no crear otro, muy bien situado, necesariamente moderador y en Sudamérica? O sea, ¡nosotros! Se trata de una fantasía saludable, una loable proposición imaginaria, una provocación didáctica que obraría azuzando nuestras mentes, limadas por el atropello de un mundo global mucho más peligroso para los uruguayos que para otros países iberoamericanos, de mayor tamaño y mayor población.

En serena reflexión, expresemos que nuestra ubicación en el denominado Cono Sur -en sentido estricto- no nos es favorable. Dicho con todo respeto, a regañadientes quizás pero afectuoso respeto al fin, que nos merecen la gigantona Brasil y la grandota Argentina. A decir verdad, a nuestro país no le conviene más en el siglo XXI esta relación con sus contiguos vecinos, sus `iguales` mercosureños, `pour la galerie`. Relación que nos lleva, lo queramos o no, a la dependencia económica y otras que pueden venir por añadidura. Encima, algunos lo denominan `el paisito`, asumiendo una minusvalía inconducente.

Conllevamos los latinoamericanos un resquebrajado nacimiento histórico, consumado luego en artificiosas y fragmentadas naciones. Países que a través de las diversas hechuras de sus establishment y de algunas disímiles cochuras ideológicas, no solo no se pudieron reconstruir regionalizándose, sino que hasta guerrearon entre ellos, más allá o más acá de las intrigas del imperio de turno.

Este es un gran país, por la construcción social de su espacio geográfico (aunque con primerizo parto de nalgas), por su historia, por su cultura, por su laicismo, por su generosa capacidad de albergar desde los albores patrios exiliados de bandos en pugna y luchas enconadas como las del país de los argentinos.

Uruguay es considerado sobradamente en el mundo como un algo distinto en Latinoamérica. ¿Nos acusarán de pro caucásicos, de `suizos` por citar esta afirmación políticamente incorrecta? La rechazamos, portamos diversos substratos: el primigenio aborigen variopinto que pervive mestizado, una migración forzada africana y la de masiva entrada libre europea, plus la de otros orígenes. El todo conforma la actual Uruguayía. Tenemos, sea dicho en comprimida síntesis geomorfológica, una planicie continua con algunos sobresaltos cuchillosos y serranos, una profusa red hidrográfica, grandes y anchurosos ríos y un exultante bordemar. Poseemos todavía, apenas todavía, un Uruguay Natural.

En un mundo en el que tambalean los estados naciones, ¿qué esperamos para proponernos como Nación Neutral? Un status al que muy pocos pueden aspirar. Y nos arreglaríamos, no temáis. Hemos sabido dar protección a flujos financieros que confían en nuestro sistema bancario, podemos diversificar en mucho nuestra excelsa producción primaria y sofrenar los monocultivos, y directamente aspirar al logro de la excelencia informática y a su reproducción.

En el marco jurídico mundial, no hay petición de declaración de país neutral si no se prescinde de sus Fuerzas Armadas. Pues bien, también hay solución: transformarlas por un lado en una digna y adiestrada Policía Militarizada, presta a una lucha incierta en un mundo carcomido por el narcotráfico. E incorporar ponderadamente al resto de ellas creando, con toda su orgánica reacomodada, un gran Cuerpo de Paz, para intervenir -ser los primeros en llegar- en las emergencias catastróficas naturales o sociales, en nuestro territorio y sobre todo en un mundo caótico.

No invocaremos a los próceres fundadores y a los constructores del país, los conocemos, solamente recordemos que sus apuestas siempre fueron fuertes, uno de los orígenes de la garra charrúa.\”

Compartir Contexto internacional ¿Y si Uruguay se declara país neutral?

Comentarios :