Contacto via Email [email protected]
Contacto Telefonico 2908 0911
Contacto via correo Plaza de Cagancha 1162

El INAVI

Carlos A. López | Canelones

@| \”Pido se me permita contestar el artículo aparecido en el suplemento Economía y Mercado del lunes 12 bajo el título \”Otra opinión cesarista\”, con la firma del Sr. Julio Preve Folle.

Sostenemos que el articulista desconoce la realidad del agro y lo que sucedía desde hace muchos años con los granjeros y fruticultores.

Se refiere a Inavi en términos incorrectos, con falta de discreción (\”adefesio institucional\”).

Haremos un poco de historia. Anterior a la creación del Inavi la comercialización de la uva se manejaba en forma irregular, de acuerdo a la mayor producción o al bajo interés de los industriales. Es de público conocimiento que la creación, la idea fundacional de Inavi fue de W.F.A. y el diputado Germán Oller de Canelones en defensa de los productores granjeros.

Como dirigente gremial de los bodegueros por más de 10 años y como productor de uvas y vinos por 49 años, debo agradecer a la gestión de Inavi por las medidas que se tomaron para mejorar la calidad de las variedades de uva y de los tipos de vinos, que hoy cosechan premios en varios países.

El hecho de que se analicen los vinos importados es ponerlos en igualdad de condiciones a los nacionales, que son analizados desde su elaboración hasta el consumidor, por mayor y por menor, al público y a la exportación, en el envase que sea.

Las medidas de protección a nuestros vinos contra la importación de vinos argentinos se hace necesaria, porque estos están subsidiados por el gobierno local en su origen y aquí no se subsidia ninguno.

Hay ayudas cuando las condiciones climáticas perjudican la calidad o cantidad de las cosechas, lo mismo se hace con otras producciones de la tierra.

Debe saber el Sr. Preve que se importan de la Argentina y otros países verduras y frutas que se producen muy bien en nuestro país como choclos, zanahorias, tomates y ahora manzanas.

Ahora, para plantar viña se necesita la declaración ante Inavi, la que además de determinar las variedades que no se deben de plantar por ser de mala calidad, autoriza las variedades que son de calidad internacional para producir vinos como el tannat que iguala o supera a los franceses.

Para su conocimiento, la dirección de Inavi se compone por representantes de los productores que los eligen a través del Centro de Viticultores del Uruguay y de los industriales por votación.

La dirección técnica la designa el Ministerio de Agricultura y es un técnico de renombre nacional.

Los impuestos sobre el vino son para mejorar las técnicas de toda la producción y para defender el trabajo de los uruguayos de la competencia de otros países o de otras bebidas, caso de la cerveza, que tiene un subsidio de 6 pesos por botella y además ahora está en manos extranjeras.

Las producciones de nuestra tierra tienen futuro y pueden competir con los países de la región, aunque tengamos el gasoil más caro del mundo. Podemos competir por la gente que tenemos, por el clima, por la calidad de nuestra tierra que nos permite cosechar en casi todo el territorio.

En cuanto a su conocida aversión a toda forma de permisos previos para importar, sería de suponer que usted, como todos en el Uruguay, defendiera la producción nacional, que también es combatir el hambre de los trabajadores\”.

Compartir El INAVI

Comentarios :