Contacto via Email [email protected]
Contacto Telefonico 2908 0911
Contacto via correo Plaza de Cagancha 1162

Es necesario protegerlos

Maestra jub. Rita Rossello de López | Canelones

*|\”Aparte del horror que nos causan las críticas sobre la violencia que sufren los niños, quiero hoy hacer una reflexión sobre la causa más profunda de esta triste realidad a la que asistimos todos con un sentimiento de impotencia.
Creo que además de la agresión que aparece en la crónica policial, hay otro tipo de maltrato a los niños, el que realizan sus propios padres, aún los que los aman realmente, por ignorancia de lo que es realmente un niño.
En este mundo de adultos, donde prima el \’yo\’, los inocentes no tienen ni voz, ni voto.
¿Cuántas personas mayores conocemos en profundidad la realidad física, psicológica y emocional del ser humano que se está formando, en cada una de sus etapas? ¿Quién (salvo los especializados: médicos, psicólogos, maestros) se ha preocupado de conocer a fondo qué es, cómo funciona, etc., ese ser humano que un día hizo su   entrada triunfal en nuestro hogar?
Cuando compramos un nuevo televisor, una computadora o compacto musical, nos informamos muy bien de su funcionamiento, leemos atentamente los prospectos, porque sabemos que un mal uso al apretar un botón equivocado, puede estropear ese \’chiche nuevo\’.
Los bebés no traen prospectos y la información que se da a los padres es incompleta.
Conclusión: manipulamos la más maravillosa creación que existe en esta tierra, con desconocimiento. Evidentemente no basta amarlos, hay que conocerlos para  tratarlos adecuadamente.
Como maestra, madre y abuela, en este tiempo de vacaciones me dediqué a observar en la playa, cómo tratan los padres a los niños y conste que me refiero a padres que evidentemente aman a sus hijos. Desde el total descuido frente a los efectos de los rayos del sol sobre la delicada piel de los niños; desde introducirlos en el mar a la fuerza, ignorando el natural temor que experimentan; desde levantarlos en vilo por el bracito (como si fueran de goma); desde tenerlos varias horas al calor sin la precaución de darles de beber; desde educarlos con gritos destemplados a la medida del mal humor del momento de papá o mamá, etc., la lista sería demasiado larga.
Y todo esto porque no se ha combatido la ignorancia con respecto a los niños.
Creo que sería útil instrumentar una campaña publicitaria para dar a conocer qué es un niño, desde el punto de vista físico, mental y emocional.
Pienso que si hay algunas empresas generosas que aportan grandes cantidades  de dólares para traer un espectáculo, una cantante o un show de moda (no digo que esté mal), con más razón también las habrá para costear una campaña que defenderá a quienes son el futuro del país.
Aparentemente, confiar un valor tan grande (y frágil) al puro instinto maternal y paternal, parece no ser suficiente en los tiempos que corren.
Los errores en este campo tan especial lo pagaremos todos (ya los estamos sufriendo) y no habrá marcha atrás posible.
Los medios de comunicación, tan eficaces en sus promociones, en especial la TV, que es la que más fascina a esta generación, lograría con su innegable capacidad para influir en la gente, que esta campaña educativa tuviera una gran repercusión.
Si no podemos terminar con la violencia sobre la infancia, terminemos al menos con la ignorancia.
El sufrimiento de los inocentes lo está reclamando.
¿Seguiremos sordos, encerrados en nuestro egoísmo de adultos?\”

Compartir Es necesario protegerlos

Comentarios :