Contacto via Email [email protected]
Contacto Telefonico 2908 0911
Contacto via correo Plaza de Cagancha 1162

Es posible cambiar la educación

Manuel da Fonte | Montevideo

@| Hace un tiempo, el ministro de Educación, Ricardo Ehrlich, ante una de las tantas situaciones conflictivas de la educación, se limitó a expresar que nos va a llevar varios lustros alcanzar las metas educativas. Es muy lógico que si no tiene ni una sola idea, ni una propuesta de cómo salir del estado de retroceso persistente, caos administrativo y boicot sindical a todo intento de cambio, el único resultado posible es que sigamos por varias décadas con los mismos desastrosos resultados.

Quiero discrepar y recordarle al ministro que los cambios son posibles, y en apenas unos pocos años. Hay que tener coraje y decisión para llevarlos adelante.

Tan solo a modo de ejemplo y dentro de su propia área, la cultura, ¿recuerdan cuál era el estado del Ballet del Sodre hace tan solo un par de años atrás? ¿Y cuál es su estado actual? ¿Cuáles fueron los elementos que determinaron dicha transformación radical? Julio Bocca sin lugar a dudas.

La solución fue incorporar en la dirección a una persona capacitada, con experiencia internacional y de primer nivel. Además darle todo el apoyo político para impedir el boicot sindical y de la burocracia, de las cuales sufrió varios intentos.

El otro ejemplo, en la propia área de la educación, es el Plan Ceibal, impuesto por fuera de la estructura burocrática educativa y a pesar de la oposición sindical, que ya en ese entonces decía que primero había que reparar los locales antes de pensar en incorporar computadoras.

Y como ejemplo final, las varias iniciativas de gestión privada como el liceo Jubilar, reconocido por el mismo Papa en forma pública, que con excelentes resultados obtenidos en el peor medio social y económico, demuestran que sí se puede, y sobre todo que se puede en pocos años.

Hay que tener la voluntad y el coraje de hacerlo.

Si no, lo único esperable, como lo confesó el ministro, es que sigamos por muchos lustros en la desastrosa situación actual, o más bien cada año que pasa un poco peor, como lo demuestran todos los indicadores de resultados educativos.

Compartir Es posible cambiar la educación

Comentarios :