Contacto via Email [email protected]
Contacto Telefonico 2908 0911
Contacto via correo Plaza de Cagancha 1162

¿Garrafa de qué color?

Mag. Álvaro Sánchez Balcewich | Montevideo
@| \”Las empresas de envasado de gas están en conflicto debido a que empleados contratados por una empresa y por una zafra, intentan pasar a empleados presupuestados y no los dejan. Nada nuevo bajo el sol, ya que es el modo que operan los sindicatos. Intentarlo está bien. El \’no\’ ya lo tienen.
Lo que está mal es tener a toda la población de rehén debido a este problema. Estamos en plenos fríos (los más duros de este invierno) y casi que no envasan o no entregan garrafas debido al conflicto.
Sumado a este caso, se lanzó una competencia por los clientes que sobrepasa lo absurdo. La empresa que rellena las garrafas azules, no toma las garrafas amarillas o las plateadas, como queriendo fidelizar clientes por ese método. Lejos de  ser eficaz, está provocando alta temperatura en la población que pronto dejará de necesitar las garrafas para calentarse.
Si uno llama a una empresa de distribución cualquiera para reponer su garrafa debe avisar el color y si no se joroba. Así de simple es la cosa. Por otro lado las garrafas que distribuye              directamente Ancap, entrega cuando puede o quiere. Un amigo llamó el viernes y le dijeron que hasta el domingo o lunes no tenían garrafas para entregar. Mi amigo tiene garrafa azul. Aún no sabe si se la iban a tomar, pero necesitaba una garrafa para calentarse.
La guerra entre empresas por un producto monopólico que por necesidad se abre a varias envasadoras para su mejor distribución, termina siendo el peor enemigo de sus clientes. Es inaudito que la gente tenga que estar dependiendo de las sandeces de los empresarios y sindicalistas, incluido el propio Estado a través de Ancap, en plena friolera. El foco está en los problemas de todos ellos, no en las necesidades de la gente. Importa un rábano que haga frío y que la población no tenga con qué calentarse.
Si los sindicatos esperaban la zafra para hacer más patente su reclamo, se equivocaron feo. Los gremialistas y las empresas tienen que entender la importancia de los clientes de los cuales depende su fuente laboral. Con estas actitudes no hacen más que ayudar a agudizar el ingenio para buscar otra fuente de energía y no depender de este tipo de conflictos entre ineptos.
Quienes podamos, migraremos a otras fuentes como la leña, la electricidad, el gas de cañería u otros combustibles para poder calentar nuestras casas. Los que no, deberán padecer. Pero es seguro que todos quienes sufren estos avatares se están acordando de las partes en conflicto y de sus familias, razón por la cual por lo menos pensarán dos veces antes de ir  a comprar una estufa, qué tipo de calefacción querrán.
Cuando opten por cualquier otra cosa que no sea una garrafa, muchas empresas y empleados se sentarán a tomar mate a la espera de algún trabajo en otro rubro diferente\”.

Compartir ¿Garrafa de qué color?

Comentarios :