Contacto via Email [email protected]
Contacto Telefonico 2908 0911
Contacto via correo Plaza de Cagancha 1162

La salud y la educación

G.E.P. | Montevideo

@| \”En Uruguay la salud y la educación causan perplejidad. Tanto por sus problemas como por los abordajes que de ellos se hacen.

Veamos el caso Paso de los Toros y los abordajes, tanto de jerarcas como de opositores. Unos hablan de `fallo sistémico` en los traslados y ven la solución a través de una nueva ley de residencias médicas (de acuerdo, pero no es solución para el verdadero problema).

Otros apuntan a relevar al director del Hospital, lo cual puede estar indicado pero tampoco es solución. Ven y atienden el episodio y desatienden lo que está en la base de todo, el proceso, o sea las carencias y falencias sistémicas del SNIS, Sistema Nacional Integrado de Salud.

Recientemente se editó un libro: `La Salud del Uruguay, un Rompecabezas`, que aporta datos, información y planteos que demanda nuestra realidad. Veamos algunos datos: Uruguay tiene más médicos por habitantes que los países europeos, Canadá, EE.UU. y sudamericanos. Una patología tipo `bulímica` en RRHH. Exceso inconducente.

Tenemos poquísimas enfermeras licenciadas, mucho menos que los países antes citados. Una patología `anoréxica` de RRHH. Insuficiencia excesiva. Tenemos muy pocas parteras.

En Uruguay se hacen muchas (demasiadas) cesáreas. La Organización Mundial de la Salud, OMS, recomienda un 15% de nacimientos por cesáreas. ASSE realiza alrededor del 20%, el mutualismo del interior 40% y el de Montevideo ¡49 %!. En Montevideo hay 7 médicos cada 1000 habitantes, en el interior 1,7 cada 1000 habitantes. Pésima distribución, logística ausente, buena gestión imposibilitada. Estos son parte de los datos oficiales que analiza el libro.

Veamos ahora, ¿por qué se hacen tantas cesáreas según sea la procedencia de las pacientes? Hay un factor que predispone a ello: el multiempleo médico. Si los ginecólogos trabajan pocas horas en muchas instituciones es difícil que, al momento del nacimiento, justo estén de guardia.

Y mucho más difícil que puedan quedarse las horas que el nacimiento natural vía vaginal pueda requerir. ¿Resultado? ¡Cesáreas!

Esto, que repercute sobre la madre y el bebé, tiene consecuencias sobre el sistema. Ocupa ginecólogos, anestesistas, instrumentistas, block quirúrgicos e insumos que no están, del punto de vista científico y asistencial, indicados.

No hay logística, se dilapidan recursos humanos y financieros, se desatiende la salud en su verdadera visión biopsicosocial.

Lo previo nos indica que más que hablar de `muerte evitable` en Paso de los Toros debiera hablarse de `cesáreas evitables` o mal indicadas en Uruguay, que al distraer RR.HH. que podrían estar en todo el territorio nacional, todos los días, noches y madrugadas.

Paso de los Toros no es un episodio consecuencia de una falla en el hospital local. El caso es una falencia en la forma de organizar y aterrizar el SNIS, una falla logística, en gestión, con carencia de controles pertinentes porque no se presta atención a indicadores que sí son relevantes.

En el libro citado se concluye que el SNIS es un `sistema sistemáticamente asistémico`, que poco tiene de `nacional` salvo por estar dentro de los límites geográficos, que de `integrado` tiene muy poco y que de `salud` menos.

Estamos mal y vamos peor. No se reacciona. No hay peor ciego que el que no quiere ver\”.

Compartir La salud y la educación

Comentarios :