Contacto via Email [email protected]
Contacto Telefonico 2908 0911
Contacto via correo Plaza de Cagancha 1162

La triple alianza. Un siglo y medio después

Gustavo Martín | Montevideo

@| \”A fines de 1864, hace casi 150 años, se desató uno de los conflictos más cruentos de la historia de América del Sur: la Guerra de la Triple Alianza, la que enfrentó a Argentina, Brasil y Uruguay, en contra de Paraguay, con consecuencias nefastas para esta nación.

Por esos tiempos, en Uruguay los rebeldes liderados por Venancio Flores derrocaron al gobierno blanco de Bernardo Berro, Simultáneamente Paraguay era un país próspero bajo los gobiernos primero de Carlos Antonio López y, desde 1862, por su hijo Francisco Solano López, que siempre apoyó a los gobiernos constitucionalmente establecidos en Uruguay. Por esos tiempos Paraguay afrontaba disputas territoriales con sus vecinos: Brasil y Argentina.

En noviembre de 1864 Paraguay rompió relaciones con Brasil y tomaron el buque Marqués de Olinda. Al mismo tiempo el mariscal López solicitó permiso a Buenos Aires para atravesar territorio argentino, el que le fue denegado por el gobierno de Bartolomé Mitre, por lo que Paraguay declaró la guerra a Argentina.

En Uruguay, tras la caída de Bernardo Berro, y dos breves interinatos de Atanasio Aguirre y Tomás Villalba, Venancio Flores asumió como presidente de facto en febrero de 1865. Para ello Flores contó con el apoyo de sus vecinos: Argentina y Brasil. El 1° de mayo de 1865 se firmó el pacto de Triple Alianza, el que fue signado por los respectivos cancilleres de Uruguay, Argentina y Brasil, en contra del gobierno del mariscal Francisco Solano López. Por este tratado Venancio Flores se vio obligado a respetar la alianza firmada con Argentina y Brasil y al mismo tiempo retribuir los favores recibidos, de estos, en su momento. El Tratado de Triple Alianza tenía un aspecto que era cruel: prohibía firmar la paz con Paraguay, por separado, de cada uno de los firmantes del Tratado.

La guerra duró cinco largos años en los que se demostró la valentía del pueblo paraguayo, que dio una lucha contra sus oponentes sin tregua. El 5 de enero de 1869 los invasores entraron y saquearon Asunción, por lo que la capital se estableció en la vecina ciudad de Luque. Las bajas fueron tales que Paraguay terminó combatiendo con adolescentes, entre ellos `Panchito` López, hijo del Solano López, que murió en combate con tan solo 15 años.

Las consecuencias fueron nefastas para la nación guaraní: del millón y medio de habitantes que tenía previo a la guerra, quedó, al finalizar la misma, con 250 mil, la mayoría mujeres y ancianos, ya que se perdió la mayor parte de la población masculina adulta. Asimismo Paraguay perdió gran parte de su territorio y fue obligado a pagar una abultada indemnización de guerra.

Un siglo y medio después, los grandes del continente, Brasil y Argentina, a través de sus respectivos presidentes deciden, con el apoyo del Presidente de Uruguay, suspender a Paraguay del Mercosur. Los motivos: un golpe de Estado parlamentario. ¿A quién se le ocurre? La destitución del presidente Fernando Lugo, no fue mediante la fuerza. Los mecanismos de la Constitución de la República del Paraguay, prevén la deposición del Presidente, mediante de los votos de los congresistas, electos democráticamente por el pueblo paraguayo.

Por último, se han realizado marchas convocadas por organizaciones de izquierda en Uruguay, las que condenan la destitución de Fernando Lugo y reclaman elecciones en dicha nación. No ha habido, ni las hay, manifestaciones, por parte de esas mismas agrupaciones, para que en otros países de América Latina, tal el caso de Cuba, el pueblo tenga la oportunidad de expresarse a través de las urnas\”.

Compartir La triple alianza. Un siglo y medio después

Comentarios :