Contacto via Email [email protected]
Contacto Telefonico 2908 0911
Contacto via correo Plaza de Cagancha 1162

Ley de Caducidad. Primero la Constitución

Sergio Molina | Canelones

@| \”El Dr. Tabaré Vázquez manifestó en un discurso, en relación con la ley de Caducidad, -que según algunos es el inicio de su campaña electoral con vistas al año 2014-, que las mayorías no siempre tienen razón, y es cierto, y el mejor ejemplo es el partido de gobierno, donde las mayorías sojuzgan a las minorías. Pero a nivel nacional es diferente o debería serlo, donde los buenos demócratas deben respetar las decisiones de las mayorías aunque no las compartan.

En 1988 se constituyó la Comisión Nal. Pro Referéndum con la finalidad de juntar firmas para plebiscitar la ley de Caducidad que se efectivizó en abril de 1989 cuyo resultado todos conocemos. Ahora bien, qué hubiera pasado si el resultado hubiera sido diferente y el gobierno de la época no lo hubiera aceptado, ¿se estaría de acuerdo con aquello de que las mayorías no siempre tienen razón?, ¿o se acomodaría el discurso diciendo enardecidamente que no se respetó una consulta popular? ¿Qué esperanzas puede tener la ciudadanía cuando en el futuro se plebiscite algún tema que por su polémica condición no se pueda dilucidar en el parlamento como ser la ley que considera el aborto o la baja a la edad de inimputabilidad de los menores, si no fuera favorable a los intereses ideológicos del gobierno?, ¿también se apelaría al concepto de la sinrazón de las mayorías?

Se alega que Uruguay ha suscrito compromisos con la CIDH que hay que respetar, también hay obligación de respetar los plebiscitos que son ni más ni menos que la expresión de democracia directa que nuestro país se ha dado. Por lo tanto pienso que si bien los compromisos internacionales son importantes, no pueden de ninguna manera sustituir la voluntad del pueblo. Y todo esto sin tener en cuenta la indemnización en dólares que en definitiva será el pueblo quien tendrá que pagar por decisión del exterior, el mismo pueblo que de una manera u otra también sufrió los embates de la dictadura.

Otro tipo de consulta a la ciudadanía, que conocemos como elecciones nacionales, le dio la victoria en el 2005 al Frente Amplio cuyo candidato a la presidencia fue el Dr. Vázquez, y la pregunta obligatoria es: ¿considera que el pueblo tuvo razón? Estoy seguro que la respuesta va a ser que sí.

Pero por otro lado dentro del partido de gobierno tenemos a los fervientes admiradores del régimen cubano y a los que sin proclamarse admiradores lo legitiman con su silencio, en general ambos grupos tienen una dualidad de criterios en cuanto a los derechos humanos, uno dentro de nuestro país donde aparecen muy celosos del cumplimiento de los compromisos internacionales y otro para con el gobierno de Cuba donde parecen ignorar las críticas que la misma organización de derechos humanos que ha observado a nuestro país también lo hace con el citado gobierno desde hace años.

Mucho se luchó en los años de la dictadura para que el pueblo pudiera expresarse libremente, respeten entonces el derecho que el soberano consagró al votar en dos plebiscitos por no anular la ley de Caducidad.\”

Compartir Ley de Caducidad. Primero la Constitución

Comentarios :