Contacto via Email [email protected]
Contacto Telefonico 2908 0911
Contacto via correo Plaza de Cagancha 1162

Matrimonio igualitario. Situaciones desiguales

Esc. Hugo Mario Sierra Navia | San José

@| \”La aprobación en Diputados del proyecto de ley sobre matrimonio igualitario y una reciente nota del Dr. I. De Posadas, ha puesto en consideración el principio de igualdad ante la ley que establece el artículo 8º de la Constitución nacional.

El legislador en virtud de este precepto debe erigirse en custodio de la igualdad de todas las personas ante la ley y debe asegurarse que ésta proteja ese principio y evite toda discriminación.

El legislador navega en un mar de desigualdades naturales, desigualdades que nacen de la propia naturaleza. Somos de distintos grupos étnicos, tenemos diferente color de piel, de ojos y de cabello, nuestra complexión física es diferente, nuestras capacidades para aprender, para sentir, expresarnos, etc., son distintas, incluso nuestras aptitudes nos diferencian. Y es bueno que así sea.

Cómo asegurar en un mar de tantas desigualdades, la igualdad entre las personas…

El legislador para garantizar la igualdad, tiene que proteger las situaciones desiguales de manera desigual.

Así se imponen las rampas para que los minusválidos puedan subir el cordón o acceder a los edificios. Y estos, que son desiguales, no se sienten discriminados por ello. Sí lo serían si se los tratara como iguales a los demás y no se les facilitara una rampa donde la necesitan.

Entonces el legislador, contemplando las desigualdades, defiende y protege la igualdad entre las personas. Porque cuando pone una rampa para el minusválido lo que está haciendo es proteger la igualdad que tienen todas las personas a circular por donde quieran según su libre arbitrio.

Con el matrimonio igualitario pasa lo mismo. Son dos situaciones diferentes: 1) el matrimonio heterosexual, que es una institución tradicional que protege la unión de personas de diferente sexo que quieren realizar en común un proyecto de vida. 2) la unión de personas de igual sexo, algo propio de los tiempos presentes, que aspiran también a un proyecto de vida en común.

Son dos situaciones desiguales que el legislador debió tratar de forma desigual, para así proteger la igualdad o sea el derecho que tienen todas las personas a comprometerse con otra (no importa su sexo), para un proyecto de vida en común.

Si el legislador hubiera dejado el matrimonio heterosexual como estaba y hubiera legislado, por ejemplo, un acuerdo civil que regulara la unión de los homosexuales, habría reconocido la diversidad, pero también, habría protegido la igualdad\”.

Compartir Matrimonio igualitario. Situaciones desiguales

Comentarios :