Contacto via Email [email protected]
Contacto Telefonico 2908 0911
Contacto via correo Plaza de Cagancha 1162

Mejor prevenir que curar

C.I. 1:080.722-8 | Montevideo

@|A medida que la investigadora sobre Ancap va avanzando, vemos que los principales referentes del sector astorista se van apartando del resto de las fracciones frenteamplistas, fundamentalmente del MPP y del sector de Sendic.

No es para menos. La gente del FLS viene siendo muy golpeada desde hace varios años atrás. Dos de sus economistas más destacados, Lorenzo y Calloia, procesados por el affaire Pluna, siendo, dentro del sector de gobierno, las únicas víctimas – culpables, por supuesto – que pagaron por la tortuosa maniobra que iniciara el Dr. Vázquez y finalizara Mujica mediante una ley absolutamente ilegal.

En un hecho donde claramente debían haber sido procesados muchos altos jerarcas de gobierno, tanto del primer como del segundo período frenteamplista, únicamente ellos dos fueron procesados.

Valenti, ya desde hace bastante tiempo, en sus notas semanales que aparecen en Bitácora, publicación digital de su propiedad, ha ido destilando muchas gotas de inconformidad sobre el manejo de la izquierda uruguaya y el FA.

Independientemente de la visión retrógrada de la línea de pensamiento de esta gente, que hace caudal de ideas a partir de un marxismo que pudo tener algo que ver a mediados del siglo XIX, cuando el primitivo mundo agrícola había dado paso al mundo industrial, no podemos negar que, dentro de la plantilla del FA, representan el máximo escalón en cuanto a inteligencia y sentido común.

Han asumido mejor que todos sus “compañeros” de coalición, que la realidad de hoy es muy diferente a la diez o quince años atrás. La era “progresista” está tocando a su fin.

No es, como dijera Yerú Pardiñas, “que las fuerzas progresistas estén perdiendo territorio y que el trabajo de la derecha conservadora esté teniendo resultados”.

Es el propio trabajo de esta izquierda corrupta lo que la destruye.

Mientras aplican equivocadas políticas sociales, vertiendo limosnas sobre la población, van vaciando sistemáticamente al estado y llenando sus propios bolsillos.

Hasta que un día la gente se da cuenta, y comienzan a aparecer los problemas; se filtran informaciones sobre las maniobras fraudulentas que han empleado para sus fines, y llegan las denuncias penales.

Lo vimos y lo vemos en Brasil, donde, después de años de ocultamientos y dilaciones, apareció un día un presidente del Supremo Tribunal de Justicia que mandó presos a una cantidad de ex asesores de Lula. De allí, algunos jueces tomaron coraje, y se destapó la colosal estafa de Petrobras, y otra cantidad de políticos fueron presos. Todos ellos militantes o aliados del “progresista” PT. Y aún faltan Lula y Dilma, que ya caerán.

Las elecciones de los otros días en Argentina ponen en claro que la ola de depuración del robo y la corrupción se va extendiendo. Indudablemente, Mauricio Macri será el próximo presidente de los argentinos. Y Cristina, Aníbal Fernández, Boudou y muchos otros (ya sin fueros políticos), supongo que se exiliarán en algún remoto país donde no haya extradición para no ir presos.

Los del FLS, con buen tino, van intentando demostrar su no intervención en los gruesos fraudes constatados y gestionados desde otros sectores, de forma que, de aquí a cuatro años y poco, cuando asuma el nuevo gobierno, que tendrá colores blancos, y que llegará sin deseos de revancha, pero sí de probidad, honestidad y justicia, no se los incorpore al numeroso grupo sobre el que pasará la guadaña de la ley.

Inteligente manera de prevenir heridas muy dolorosas, después difíciles de curar.

Compartir Mejor prevenir que curar

Comentarios :