Contacto via Email [email protected]
Contacto Telefonico 2908 0911
Contacto via correo Plaza de Cagancha 1162

¿País de primera?

Ciudadano | Montevideo

@|Tengo el pasaporte vencido y debo viajar al exterior el próximo mes. Concurrí a renovarlo y me informaron que me dan cita para dentro de 50 días. Habida cuenta de la imperiosa necesidad de obtenerlo en un plazo más razonable, me informaron que puedo hacer el trámite urgente, el cual tiene un costo de unos $ 4.000.

Para gestionarlo, la oficina abre sus puertas a las 8 de la mañana pero me advierte la funcionaria que se otorgan solamente 50 números, por lo cual me recomienda venir a las 6 de la mañana a hacer cola. Pues llegué a las 6 de la mañana y veo que la fila supera las 50 personas. Entonces pregunto a quien sería el aspirante número 50 a qué hora llegó a hacer la cola y me dice que a las 4 y 40 de la mañana. Solamente quienes llegaron antes de esa hora tendrían la posibilidad de conseguir el documento.

Estamos en el año 2015. Estamos en el “País de Primera” que nos prometieron. Con el costo de casi $ 4.000 que nos exigen, ¿no sería posible gestionar el servicio de modo que no resulte un martirio obtener un documento elemental sin tener que someterse a estar una noche sin dormir y permanecer a la intemperie durante varias horas?

Otro caso: por razones de enfermedad no pude ir a votar en las elecciones nacionales de octubre, por lo cual tuve que presentar ante la Corte Electoral la constancia de haber estado imposibilitado de votar. Lo hice a mediados de diciembre, época tremendamente calurosa. Llegué a media tarde y había una cola de cuatro cuadras que daba vuelta a la manzana bajo un sol calcinante. Luego de una hora había avanzado apenas algo más de media cuadra, por lo cual decidí volver otro día, al igual que una cantidad de personas que estaban muy afectadas por la temperatura y la agresión solar.

Volví unos días más tarde con protector solar y una gorra con visera. Era un sábado. La situación era la misma pero en este caso decidí aguantar a pie firme la espera pues se acercaba el fin del período para presentar la documentación. Al cabo de más de 3 horas de plantón me atiende una funcionaria y me solicita un timbre profesional de unos $ 65 para incorporar al certificado médico. Le dije que era sábado de tarde y no había ningún lugar donde conseguirlo. Ofrecí pagar varias veces ese valor en efectivo si era necesario pero la señorita, avergonzada y comprendiendo mi situación, me dijo que lamentaba no poder aceptar y que a muchas personas les pasó lo mismo pero que la norma es acompañar el certificado con el dichoso timbre.

Y sí, tuve que volver. Además del padecimiento de la enfermedad y del costo económico que tuvo superarla, también tuve que venir por tercera vez con un timbre de $ 65 para colaborar con el sostenimiento de nuestro “País de Primera”.

Compartir ¿País de primera?

Comentarios :