Contacto via Email [email protected]
Contacto Telefonico 2908 0911
Contacto via correo Plaza de Cagancha 1162

País de telenovelas

Mario Rucci | Montevideo

@| \”En Uruguay son muy famosas las telenovelas en el fútbol (durante el período de pases), en la política, por la inseguridad, etc. Ahora le toca el turno a la gran telenovela de la educación.

Me pregunto y nos preguntamos cómo estamos en la `educación. Bastante mal, como el país, en un sube y baja. No alcanza con tener una población altamente alfabetizada (saber escribir y leer), cuando la educación va más allá de eso: `es un proceso a través del cual el intelecto y el espíritu de las personas puedan llegar a discernir entre lo bueno y lo malo; es decir que lleva un largo período de aprendizaje (la preescolaridad, la enseñanza primaria, la secundaria completa -primer y segundo ciclo-; y si fuese posible la terciaria a la que no todos llegan por distintos motivos, principalmente económicos y sociales.

Ademas se deberían efectuar en lo posible a nivel internacional intercambios estudiantiles mediante la creación de becas u otros sistemas que permitan al educando en todos sus niveles un enfrentamiento real con las distintas culturas y no solamente a través de los libros.

Por otra parte, la educación no puede dejarse en manos de ningún gobierno de turno; debemos nosotros, empresarios, profesionales, intelectuales, periodistas, deportistas, padres de familia, artistas, etc., presionar sobre los gobiernos por una enseñanza más democrática. O sea, hacerles entender a los señores que a la educación hay que respetarla en todos sus términos. Con más presupuesto, más capacitación para los docentes, mejores sueldos e incentivos; y considerar a los educadores como verdaderos profesionales de la enseñanza en todos sus niveles.

Sin embargo, vemos con muchísimo asombro todo lo contrario, tanto en nuestro país como en el resto de Latinoamérica. Sus respectivos presidentes, elegidos por el soberano, están `obsesionados` con la historia y los héroes, como si eso fuera a llevarnos a progresar en todos los ámbitos de la sociedad. Todo lo contrario sucede en países como China, India, Singapur, Corea del sur, Japón, Israel, Finlandia o Chile, Brasil y EE.UU., que están concentrados en una educación basada en la evolución de sus docentes cultural y económicamente. En otras palabras, en crear verdaderos profesionales en materias tales como matemáticas, ciencias y lenguas, para luego lograr mayores y mejores desempeños en tecnologías, investigaciones y sistemas informáticos, que habrán de prepararnos mucho mejor para lo que se ha dado en llamar `la economía del conocimiento del siglo XXI`.

Uruguay y América Latina viven de los recuerdos del pasado, con una educación estancada, sin programas concretos y bien direccionados, con docentes mal pagos e informados, etc. ¿Cuándo Uruguay mirará hacia el futuro, me pregunto y se preguntan sus ciudadanos?

`La educación es libertad y progreso y sin ella nunca habrá democracia económica y social`.\”

Compartir País de telenovelas

Comentarios :