Contacto via Email [email protected]
Contacto Telefonico 2908 0911
Contacto via correo Plaza de Cagancha 1162

Planes a la vagancia

C.I. 1:208.091-3 | Montevideo

@| Cerca de asumir, la futura ministra del Mides ha hecho declaraciones que atentan contra la inteligencia del pueblo uruguayo y contra de las funciones que debería cumplir o hacer cumplir el Mides. Decir que apoya plenamente el pago de planes sin contraprestaciones es lo mismo que decir “paguemos planes a la vagancia”, que es en definitiva lo que está haciendo el Mides desde su creación.

El nombre de este Ministerio es de Desarrollo Social, ¿pero qué desarrollo social es posible, si hay gente que recibe planes para no hacer nada? Si eso es desarrollo social, entonces el gobierno tiene muy equivocados los conceptos de cómo debería de funcionar una sociedad. Estos planes que paga el Mides se pierden una vez que el beneficiario del plan perciba un ingreso legal casi sin importar el monto, por lo que los beneficiarios tienen tres opciones: no hacer nada, hacer changas en negro sin aportar al BPS, o dedicarse a la delincuencia (también como emprendimiento familiar donde ya participan los hijos menores), algo que muchos hacen, ya que tienen el tiempo pago para planearlo y ejecutarlo y tienen luego un ingreso bastante grande sin declarar.

Hay en el Uruguay mucha gente que trabaja hasta 16 horas diarias porque un sueldo no le alcanza para vivir. Si vemos las cifras que se manejan en la canasta básica, debemos admitir que dichas cifras son meramente números creados para mostrarle al mundo que en Uruguay la pobreza no existe (en especial gracias a los planes a la vagancia y no por lo que reciben de sueldo los trabajadores).

La canasta básica alimentaria indica que una familia de 4 personas se puede alimentar durante todo un mes con $ 2.556. Quisiera saber cuánto necesita el Pepe en su hogar para alimentar una pareja de veteranos y una perra manca. Estoy segura que a pesar de tener una chacra gasta más que esa cifra por mes en alimentación, con la ventaja que tiene un amigo que le organiza tremendos asados, algo que al pueblo le gustaría, pero con suerte se puede mandar unas hamburguesas a la parrilla si le alcanza la plata.

Luego viene la canasta básica no alimentaria, que incluye alquiler, tarifas de UTE, OSE y Antel, impuestos de puerta y saneamiento, transporte, ropa, cuadernos, lápices y libros, ocio, y para todo eso el Estado dice que a una familia de 4 personas le alcanza con $ 7.312 por mes.

Una persona que trabaja y tiene que tomarse 2 ómnibus por día 6 días a la semana necesita para el boleto solamente $ 1.200 por mes, por lo que para lo demás le quedarían 6.100 pesos. Los que pagamos alquiler sabemos que un alquiler por bajo que sea son por lo menos 4.000 pesos y nos van quedando 2.100 para pagar la UTE, OSE y Antel. Solo con las tarifas básicas casi llegamos a esa cifra, sin consumo y ya no sobra nada para comprar cuadernos para escuela o liceo, lápices y libros. Por supuesto que ahora ajustaron el salario mínimo nacional a la suma de ambas canastas, por lo que el hogar que tenga un ingreso de $ 10.000 por mes no sea considerada pobre y tampoco tiene acceso a un plan a la vagancia de $ 15.000, porque tiene cubierta la canasta básica.

En lo personal prefiero darle dinero a todo aquel que trabaja para que en su hogar (4 personas) tengan un ingreso total (sueldo y asistencia social) de $ 30.000 al mes, que pagar $ 15.000 por mes a gente que no quiere y no debe trabajar (legalmente) para no perder ese ingreso.

Compartir Planes a la vagancia

Comentarios :