Contacto via Email [email protected]
Contacto Telefonico 2908 0911
Contacto via correo Plaza de Cagancha 1162

Pluna y su futuro. Mucha oscuridad

Jorge Azar Gómez | Montevideo

@| \”Todas mis sospechas en cuanto al `encangrejamiento` de la gran estafa de Pluna están comenzando a ser confirmadas por el desarrollo de los acontecimientos. Tal como van las cosas, el propio tratamiento noticioso del tema comienza a languidecer y la opinión pública, exigida por nuevos escándalos, desvía su atención hacia otros asuntos.

Todo parece tratarse en forma `secreta` y `confidencial`, como le gusta decir al señor Presidente. El velo del misterio está cayendo sobre el caso Pluna, su venta y su futuro.

Dada la tradición frenteamplista en materia de ejercicio del poder, no podía ser de otra manera. El gobierno ha inventado la especie, dada la `fragilidad` de las instituciones, que lo mejor es que ciertos asuntos, cuya exposición pública podría hacer demasiado evidentes las gangrenas interiores del sistema, permanezcan convenientemente tapados por el `secreto`, `la discreción` y `la confidencialidad`. Obviamente, el caso Pluna es uno de ellos.

En verdad, nueve de cada diez uruguayos opinan que `eso va a quedar así`. Ese escepticismo constituye, sin embargo, una verdadera bomba de tiempo colocada en los cimientos del sistema democrático-republicano. La lenta corrosión de la fe pública en las instituciones del orden político actual es acelerada sin duda, por casos que fortalecen en cada quien la convicción de que la norma constitucional que establece la igualdad de todos ante la ley no obsta, sin embargo, que para el gobierno haya algunos `más iguales` que otros. A menos que se demuestre científica y no políticamente que el abrupto cierre de Pluna obedeció a causas perfectamente verificables, de índole distinta a las de mis sospechas, todas las conjeturas que se apoyen en la existencia de un plan político y turbio tendrán absoluta pertinencia.

Obviamente, en primera instancia, aquellos intereses para los cuales el cierre de Pluna resulta un problema de suma gravedad, no tanto por lo que económicamente pudiera ser afectado, y que es mucho, cuanto por los intereses políticos y de poder que pudieran ser estremecidos y puestos al desnudo. Obsérvese que mis sospechas no apuntan hacia personas, sino hacia un complejo de intereses. Ese complejo de intereses puede involucrar, sin dudas, desde los países proveedores hasta los clientes, pasando por intermediarios de toda índole y por mucha gente de poder.

Ahora el gobierno quiere rematar los aviones de Pluna por un precio fuera de mercado, los cuales seguramente no encontrarán quién puje en el remate por ellos, ni en el remate normal ni a la `holandesa`. Por otro lado, hacen cálculos de cómo van a repartir, y qué van a pagar con lo recaudado por la venta de las rutas y de los itinerarios.

Vale preguntarse qué parte de las rutas intentarán vender de las que Pluna tiene desde Uruguay. El gobierno sabe que está intentando vender humo, pues para efectivizar las rutas con destino a Argentina las mismas deberán ser autorizadas por la Autoridad de Aviación Civil de la República Argentina, que es la Administración Nacional de Aviación Civil, integrada y dirigida en su totalidad por funcionarios K, que seguramente seguirán la firme decisión de la presidenta argentina de bloquear toda oportunidad de conectividad de Uruguay con el exterior. Definitivamente, el trámite final dependerá de los requisitos que, conjugados, confluyen a que no se trate de vulnerar la conveniencia operacional de Aerolíneas Argentinas. A mi manera de ver, los trámites pueden ser demorados o negados, sin perjuicio de que se establezcan nuevos requisitos en función de la conveniencia de los actores.

El Ministerio de Turismo debería tener muy presente esta circunstancia de cara a la próxima temporada turística\”.

Compartir Pluna y su futuro. Mucha oscuridad

Comentarios :