Contacto via Email [email protected]
Contacto Telefonico 2908 0911
Contacto via correo Plaza de Cagancha 1162

Política exterior. ¿Hacia dónde vamos?

Dr. Gustavo Rodríguez Tabó | Montevideo

@| \”Mientras esperamos el rumbo hacia donde nos dirigimos en materia de comercio exterior, vemos cómo el gobierno sigue perdiendo oportunidades y ahora también a sus negociadores. La descoordinación en el accionar es evidente, la inexperiencia los lleva a no sopesar adecuadamente los valores en juego, los principios y a opinar en forma contradictoria entre sus distintos miembros.

Así es que, mientras el Ministro de Relaciones Exteriores afirmó contundentemente que no habían existido episodios de corrupción y el Presidente amenazó con denunciar penalmente a los legisladores que ello afirmaron, su falto de experiencia embajador itinerante fue tan sincero como inoportuno y declaró que había existido tal ofrecimiento al embajador Bustillo y ofreció su renuncia. Ante el profesionalismo de la maldad demostrado por el socio de allende el Plata, hemos respondido con negociadores inexpertos e ingenuos en este juego de espadachines y hemos ligado todas las estocadas. Por momentos se peca de ignorancia y en otros de desdén frente a las normas. El efecto: el mismo, se negocia como si la norma de derecho no existiese, como en algunas ramas de los Consejos de Salarios.

Asimismo, se han confundido y mezclado los temas, pues el dragado del canal Martín García pertenece al Tratado del Río de la Plata y las distorsiones o trabas al comercio corresponden al Tratado de Asunción, o mejor conocido Mercosur.

Ha sido tal el escándalo que se ha generado, tal la confusión creada, que ya no se habla de las trabas al comercio, de la violación al tratado de Asunción. O sea si el canal debe tener 34 o 36 pies, unos 60 centímetros más o menos. Parece que lo hemos asimilado como algo normal que el libre comercio, la libre circulación de bienes y servicios hayan desaparecido del mundo jurídico, y el multicitado tratado solo se limita por ahora al arancel 0 para el universo de productos, salvo los excepcionados.

Mientras, los industriales exportadores, temerosos, asustados, ya no tienen claro qué hacer y se debaten entre seguir apoyando o revelarse con el riesgo de ser castigados por papá Estado, administrado por gobernantes molestos y ofuscados.

Argentina representa solo un 7% de nuestras exportaciones, siendo la balanza comercial desfavorable para Uruguay, que importa más de lo que exporta.

Aunque la incidencia en el conjunto es pequeña creo que los exportadores merecen una respuesta coherente y sensata y un camino, por más duro que este sea, para reencauzar sus exportaciones, para buscar nuevos mercados y no sentir que en algún momento alguien los trate de nabos o giles.

Siendo la actual administración tan afín al asistencialismo, llama la atención que existiendo quienes verdaderamente necesitan sentir el apoyo público, no lo tienen y por el contrario sienten que se encuentran a la intemperie ya entrando el invierno.

Habrá que seguir esperando un gesto del gobierno nacional en este sentido, pues que cumpla o haga cumplir las normas, sería una utopía\”.

Compartir Política exterior. ¿Hacia dónde vamos?

Comentarios :