Contacto via Email [email protected]
Contacto Telefonico 2908 0911
Contacto via correo Plaza de Cagancha 1162

Política exterior. TLC con el Mercosur

Dr. Gustavo Rodríguez Tabó | Montevideo

@| \”Recordemos lo que decía el artículo 1° del Tratado de Asunción. En el mismo se establecía que el espacio que se creaba implicaba lo siguiente: `La libre circulación de bienes, servicios y factores productivos entre los países, a través, entre otros, de la eliminación de los derechos aduaneros y restricciones no arancelarias a la circulación de mercaderías y de cualquier otra medida equivalente; el establecimiento de un arancel externo común y la adopción de una política comercial común con relación a terceros Estados o agrupaciones de Estados y la coordinación de posiciones en foros económico-comerciales regionales e internacionales; la coordinación de políticas macroeconómicas y sectoriales entre los Estados Partes: de comercio exterior, agrícola, industrial, fiscal, monetaria, cambiaria y de capitales, de servicios, aduanera, de transportes y comunicaciones y otras que se acuerden, a fin de asegurar condiciones adecuadas de competencia entre los Estados Partes; el compromiso de los Estados Partes de armonizar sus legislaciones en las áreas pertinentes para lograr el fortalecimiento del proceso de integración`.

Como se puede apreciar, la coordinación de políticas macroeconómicas no existe. Nada hace pensar que exista en el futuro próximo. Argentina y Brasil llevan políticas económicas diferentes, aunque proteccionistas, usan distintos instrumentos. Uruguay por otra parte, utiliza una política económica totalmente diferente, es un país abierto y como país pequeño apuesta a ello pues carece de un mercado interno lo suficientemente grande y vigoroso que le permita suplir al sector exportador.

Arancel externo común, ya hay una propuesta para elevarlo de Argentina respaldada por Brasil. Uruguay ya expresó que no está de acuerdo con ella.

Digo entonces, ¿por qué no adecuamos el Mercosur a esto? Hagamos un `Libresur`y listo. ¿Cuál sería la ventaja de este nuevo sistema? Primero la libertad, libertad tan necesaria para suscribir acuerdos con otros países, libertad que hoy no tenemos.

Tener nuestro propio arancel, nuestra propia política macroeconómica, sin que exista en el papel la obligación de coordinarla.

¿Qué es lo que quieren los exportadores del Mercosur? ¿Las ventajas arancelarias o el mercado común? ¿Quieren la libre circulación o la circulación con reglas claras que se cumplan?

¿No sería menos irritante para todos los países tener un acuerdo de libre comercio que se cumpla con restricciones claras en cuanto a montos y cantidades según el caso en lugar de tener algo suscrito que no lo cumplen? ¿Por qué nos aferramos a algo que no existe, a una quimera? ¿Qué ganamos? ¿Cuál es la ventaja? ¿Qué nos brinda? Por ahora nos da solamente dolores de cabeza.

No sería mucho más provechoso para todas las partes, y si no queremos desprendernos del nombre Mercosur sigamos con él pero con otro formato, con otro objetivo, no tengamos miedo de reconocerlo, de sincerar la situación y salgamos de esta agónica situación.

¿De qué sirve este acuerdo que no se cumple? ¿Para decir que tenemos un acuerdo de mercado común? Esto es como tener un matrimonio mal avenido y no divorciarse por el solo hecho de no demostrar un supuesto fracaso y `el que dirán`. Salvo que se lo use como una buena excusa para no hacer nada…

El país y su gente esperan y merecen una respuesta, ésta puede ser una de ellas\”.

Compartir Política exterior. TLC con el Mercosur

Comentarios :