Contacto via Email [email protected]
Contacto Telefonico 2908 0911
Contacto via correo Plaza de Cagancha 1162

Programas de TV

C.I. 1.012.556-7 | Montevideo

@|La insoportable levedad de algunos programas de TV.

Hay programas en la TV uruguaya de fuste, con buen mensaje, con aportes alegres y sobrios, con producciones llamativas que enriquecen a quien los disfruta. Solo dos ejemplos bastan: la sencillez, refinamiento y mensaje cultural de los almuerzos del Sr. Puglia y la “motito” que recorre el país y nos muestra cómo en el interior las familias se divierten más y mejor que en Montevideo.

Hay otras ofertas televisivas nacionales de una superficialidad exasperante y quienes los conducen parece que hicieran un concurso a quién dice más trivialidades; supuestos chistes entre ellos que nadie comprende, relatos de temas personales que a nadie interesa y juegos salidos del asombro por lo aburridos. Horas de programación intrascendente, desaprovechando un medio que muchas instituciones quisieran tener para difundir aspectos alegres y positivos de nuestra sociedad. Miles de hogares, hombres y mujeres, niños y ancianos, sanos y enfermos que en hospitales y en zonas rurales merecen un mensaje más inteligente y formador. Poca imaginación para lograr una comunicación fermental promovedora de inquietudes.

Se puede entretener educando, y no hablo de que se comente cómo Beethoven ya sordo escribió su Novena Sinfonía, o cómo Einstein llegó a la Teoría de la Relatividad, pero tampoco se comente lo que le sucedió a una de las periodistas en un local bailable, o se pregunten entre ellos cómo fue su “primera vez …”, o se entreviste a personalidades sin conocer en lo mínimo el tema.

Raro que personas de peso intelectual, propietarios, gerencias, asesores en todos los canales, no pongan atención en esto. Solo que estemos tan mal que el público aclame estos mensajes y los que creemos lo contrario estemos fuera de la realidad de una sociedad en caída más rápida de lo que aparenta.

En suma, un medio que podría aportar información y entretenimiento a miles de personas inteligentemente, impulsando creatividad y tratando que el televidente se eduque entreteniéndose, ve como pasa el tiempo sin pena ni gloria. Y así se suceden programas y conducciones que cada pocos años son rápidamente olvidados por todos y por todo.

Hace dos mañanas una paciente internada me comentó “por favor apague la TV, no soporto más ese programa”. Y ahí me puse a pensar que algo sucede, pues es cada vez más frecuente ese tipo de pedidos, cosa que antes no sucedía. Es que ver y oír a conductores prendidos del mate en innecesaria demostración de “soy sencillo”, con lenguaje de entre casa y comentarios de tablado… La verdad que de atrayente, poco. No cualquiera comunica adecuadamente; sólo con el nombre no basta.

Espero que este humilde aporte sirva de algo, de lo contrario, y si a alguien ofendí no fue mi propósito.

Compartir Programas de TV

Comentarios :