Contacto via Email [email protected]
Contacto Telefonico 2908 0911
Contacto via correo Plaza de Cagancha 1162

¿Qué hacer con AFE?

Carlos Cash Stirling | Montevideo

@|Uruguay ostenta sin duda un récord mundial si digo que es el único país del mundo sin ferrocarriles de carga y pasajeros, salvo dos ramales que aun funcionan con algo de carga pero sin pasajeros. Es un ente estatal monopólico comprada a la vieja compañía inglesa. Algo viejo que siguió funcionando cada vez peor hasta este presente siglo, a través de varios directorios que llevaron a la compañía a lo que es hoy: un ente sin futuro que necesita de millonarias inversiones para levantar cabeza y ponerse a la vanguardia de las urgentes necesidades de un adecuado ferrocarril de carga, que no se soluciona por la cerrada negativa al cambio de todo el sindicato de trabajadores.

¿Hay posibilidades de cambio? Sin duda. Pese a los pocos esfuerzos gubernamentales buscando capitales que se asocien al Estado, en lo que todos nos ponemos de acuerdo es el caos en que se han convertido las rutas nacionales por los transportes de cargas pesadas hacia los puertos y fábricas de celulosa, y la necesidad de implementar un potente sistema de ferrocarriles para el transporte de cargas pesada interconectados entre sí por redes transversales que atiendan todas las posibilidades.

Empezaría por remover el contrapeso del monopolio que a nada ha conducido e instalaría una sana competencia entre varias compañías sin predominios de unas sobre otras, a través de licitar tramos por tramos los distintos troncos ya existentes más el agregado de nuevos ramales de acuerdo a las nuevas necesidades de hoy.

El Estado deberá velar por el mantenimiento de la competencia sana y necesaria en esta materia. Por supuesto que la actual compañía estatal podrá ser una de las licitantes que intervengan en el proceso utilizando su experiencia y las plantillas de empleados ya existentes, pero solo como una más. Para la mayoría de los ramales ya hay cargas que no mermarían, tanto en granos como maderas, y otras cargas que los harían más atractivos, pero creo que surgirán oferentes para la totalidad del proyecto.

No soy un estudioso de la red ferroviaria aunque creo que hay una parte de lo ya existente que sirve de base para la reestructura (terraplenes, durmientes y quizás los rieles) que estén en buenas condiciones. Por último, queda la reactivación del transporte de pasajeros en zonas urbanas de Montevideo y Canelones, tan necesaria para los de menores recursos que también pueden formar parte de las mismas soluciones. Yo lo veo como un método directo y eficaz para encarar el nuevo ferrocarril uruguayo.

Compartir ¿Qué hacer con AFE?

Comentarios :