Contacto via Email [email protected]
Contacto Telefonico 2908 0911
Contacto via correo Plaza de Cagancha 1162

Realidad compleja. El estado del comercio exterior

Dr. Gustavo Rodríguez Tabó | Montevideo

@| \”Recapitulemos los sucesos de las últimas semanas en materia comercial. Las trabas a la importación en Argentina continúan.

Uruguay, que ha apostado al diálogo y a la negociación bilateral, apenas si ha logrado la liberalización de no más de 15 permisos de los más de 150 que están pendientes de autorización desde hace más de 180 días. Mientras, hemos dejado por el camino el secreto tributario, hemos apoyado la confiscación de las acciones de Repsol en YPF, hemos saludado las impertinentes manifestaciones del gobierno argentino sobre las Malvinas.

¿Qué ganamos? Quince autorizaciones, lo que en materia de vestimenta equivalen a un millón de ocho que están trabados desde hace meses. ¡Y además nos alegramos! Y cuidado con no alegrarse…

Por otra parte, se intenta un mayor acercamiento con Brasil, se va a Brasilia a fin de poder aumentar el espectro de productos que vendemos. Nos dan un almuerzo y nos mandan de regreso con un avión presidencial que acordamos comprar; excelente negocio por cierto. Luego se desmiente el hecho, como te digo una cosa te digo la otra.

La Unión Europea, como consecuencia de los hechos ocurridos con España, se ha solidarizado y unido detrás de ella y se apresta a aplicar sanciones a la Argentina. Pasando al tan conversado tratado del Mercosur con la Unión Europea, estamos a fojas cero, pues ésta ya ha manifestado que no negocia mientras Argentina esté en el Mercosur o mientras ésta no revierta la situación creada. Nosotros por nuestra parte, como no nos importa mejorar nuestro comercio con la Unión Europea, les decimos que nuestra propuesta es 4 más 1 o nada. Conclusión: ¡nada!

El dragado del canal Martín García aún espera en beneficio del canal Mitre, lo que implica una desventaja del puerto de Montevideo frente al de Buenos Aires. Conlleva a un desmedro en la actividad y por lo tanto menos ingresos por servicios portuarios, otra pérdida en el comercio.

Y los meses siguen pasando y el Uruguay espera… sigue esperando el tan mentado `gesto`.

Por otra parte, no se han puesto en marcha los mecanismos de solución de controversias establecidos en el Capítulo XI del Protocolo de Olivos, tanto sea por el gobierno como por los particulares. Nadie ha apostado a la legalidad. Se apuesta a `gestos`, como si el comercio internacional no se basara más en normas sino en gestos, dependiendo del gobernante de turno y sus humores. Tal vez ésta es la nueva forma del Estado de derecho con el cual debemos convivir pero no es lo que dicen las normas de derecho.

Dirán que el procedimiento de los particulares no llega a buen destino si no es adoptado por el Estado, pero digo también que este es responsable por la inacción o por no dar curso por válidos fundamentos al reclamo de los particulares y más cuando ésta causa perjuicio.

Parece que nadie se anima a dar el paso para procurar salir mejor de este desagradable embrollo en el cual estamos. Mientras, más trabajadores y más familias continúan silenciosamente soportando las consecuencias de esta inacción, o del sumiso coqueteo con la Presidenta de Argentina… mientras el país va quedando por dicha sumisión cada día más solo y aislado\”.

Compartir Realidad compleja. El estado del comercio exterior

Comentarios :