Contacto via Email [email protected]
Contacto Telefonico 2908 0911
Contacto via correo Plaza de Cagancha 1162

Relaciones diplomáticas

Dr. Edison González Lapeyre | Montevideo

@| \”Acabo de enterarme que nuestra Cancillería ha ordenado a los embajadores `ajustar su conducta de relación absteniéndose de mantener contactos personales o participar en eventos que pudieran significar un reconocimiento al gobierno del Paraguay`.

Por lo absurda de esta disposición, que me ha parecido realmente insólita en el viejo historial diplomático de mi país, he pasado de la sorpresa a la risa.

A partir de este momento, cuando un embajador uruguayo se encuentre en una recepción en el país en que desempeña funciones e ingrese en la misma el embajador paraguayo, deberá hacer rápidamente `mutis por el foro`, no sea cosa que se estime que hay un contacto `personal`…

Por supuesto, si coinciden en el supermercado, rápidamente deberá esconderse detrás de una góndola para no ser saludado y por supuesto, deberá cuidarse de no asistir al mismo restaurante. Asimismo, nuestros representantes permanentes ante la OEA, Naciones Unidas, Unesco, FAO, OMC, y otros múltiples organismos internacionales deberán retirarse cuando ingrese el representante del Paraguay a los órganos de dirección o a las asambleas de los mismos, puesto que, obviamente, lo van a hacer en representación del gobierno del Presidente Franco, no sea cosa que su participación en ese evento o foro pueda significar un reconocimiento al gobierno paraguayo.

Es no solo ridícula esa resolución y ajena a las prácticas diplomáticas, sino que además, no se ajusta a la relación que tenemos con la República del Paraguay. Con ese hermano país, no se han roto las relaciones diplomáticas, simplemente, como muestra de desagrado por lo acontecido con el juicio político a que fue sometido el presidente Lugo, se retiró a nuestro Embajador. En ese contexto esta medida no solo es absurda y contraria a lo que son las prácticas diplomáticas, sino que además por su alcance, merece ser calificada de ridícula\”.

Compartir Relaciones diplomáticas

Comentarios :