Contacto via Email [email protected]
Contacto Telefonico 2908 0911
Contacto via correo Plaza de Cagancha 1162

Robo en Punta del Diablo

Larissa Villarino | Montevideo

@| Voy a contarles una experiencia personal, porque creo que cuando el sistema no da soluciones, uno debe buscar alternativas, y la denuncia pública es una de ellas.
La semana pasada fui a Punta del Diablo a pasar unos días en invierno, por tercer año consecutivo. Lugar hermoso si los hay, tranquilo en esta estación y adecuado para lo que necesito, descanso, mates, caminatas y tiempo para reflexión.
Alquilamos una cabaña bonita, muy cuidada, totalmente equipada, incluso con alarma, para poder pasear y dejar nuestros efectos personales con tranquilidad.
Aún así, tuvimos el cuidado de llevar para el dormitorio los efectos de valor durante la noche, lo que ya denota inseguridad.
El sábado pasado, última noche, debido a una distracción nuestra, subimos las carteras pero no los abrigos al dormitorio. Alguien entró por la noche, robó las camperas, una de ellas con 2.600 pesos recién sacados del cajero de Chuy para venir con dinero en la ruta y las llaves del auto. También robó bolsos, maquillaje y otras cositas sin importancia.
Al advertir el robo, fui a la comisaría donde había dos policías que me tomaron la denuncia en un cuaderno (la computadora no marchaba), me trataron muy bien, con empatía y cordialidad destacable.
Uno de ellos me dijo que habían robado otras casas esa noche, y que buscáramos los objetos robados porque siempre los tiraban, salvo el dinero obviamente. Me trajo a la casa, observó, miró los alrededores y ayudó a buscar los objetos durante un rato. Vuelvo a destacar la amabilidad del policía.
Así fue que al rato encontramos todo, pudimos venirnos en auto y con las camperas.
La persona supuestamente entró por una ventana corrediza, que no tenía signos de haber sido forzada.
Yo sostengo que esa ventana estaba trancada como todas las otras, y sospecho que entró por la puerta usando una llave y simplemente salió por la ventana porque es más rápido.
Creo que es muy fácil alquilar una casa un día y copiar las llaves, y eso explica que entren por la noche cuando hay gente y por tanto la alarma desactivada, pues los dueños sí cambian las claves, aunque no las cerraduras.
Creo que la casa estaba llena de huellas para identificar al ladrón, pero como no hay heridos, ni secuestrados, ni muertos, no vale la pena investigar, lo cual perpetúa la delincuencia. Los policías no tienen elementos materiales para levantar y procesar huellas digitales.
El ladrón no tenía frío (tiró las camperas), no tenía hambre (no tocó la comida), sólo quería dinero ajeno para bancar vaya a saber qué.
Con total impunidad seguramente hoy seguirá robando.
Me niego a caer en la paradoja de agradecer a los malvivientes porque no entraron con armas, o no nos violaron o mataron. Hasta en la comisaría, con intención de consolarme me decían eso.
Me niego a culparme por haberme olvidado de llevar la llave del auto y el dinero a la cama.
No es la víctima la culpable, sino el sistema que ampara estos malvivientes.
Me robaron mucho, no sólo los 2.600 pesos, me robaron un lugar hermoso al que no voy a volver, me robaron días de vacaciones, me robaron la posibilidad de que los niños vivan la experiencia de Punta del Diablo, me robaron dormir tranquila en una casa alquilada.
Con total impunidad.

Compartir Robo en Punta del Diablo

Comentarios :