Contacto via Email [email protected]
Contacto Telefonico 2908 0911
Contacto via correo Plaza de Cagancha 1162

Turf: porvenir de 50 mil personas

Platón | Montevideo
@| \”Van 10 años de la reapertura de Maroñas y el  6 de enero habrá una celebración acorde al buen momento de la actividad. Muchos jalones marcan los progresos del turf:
1) Reapertura de Las Piedras con notable mejora de instalaciones. 2) Aumento sustancial de premios. 3) Regularización previsional de profesionales. 4) Exportación de señal de carreras. 5) Mayor presencia en entidades internacionales de la hípica. 6) Importación de sementales de nota. 7) Subsidios a criadores. 8) Desarrollo de los hipódromos del interior (SINT). 9) Aumento de nacimientos y de competencias formales y de caballos en training. Hay bastantes más y se anuncian nuevos.
Padres del éxito: Estado                     (Dirección General de Casinos), concesionario (HRU) y agentes privados: criadores y propietarios.
El porvenir luce venturoso para las 50 mil personas que dependen del turf . ¿Estamos construyendo sobre bases sólidas?
El activismo creativo del Sr. director de Casinos luce más como una gestión personal, encomiable, que una política de Estado. Cree en sus proyectos y los apoya con recursos presupuestales. Así aporta a premios, a bonificaciones a criadores,      a la eventual importación en shuttle de padrillos, etc.
Pero, ¿qué pasará cuando el presupuesto sea menos generoso o lo decida una nueva   administración que está a la vuelta de la esquina?
¿Una Ley del Turf que confirme esta política de la actual DGC? Sí, pero, hay que hacerla, consensuarla y financiarla, seguramente en un entorno más restrictivo. ¿Qué pasa si nos sacan la escalera en mitad de la subida?
Aún falta financiar iniciativas costosas y no necesariamente útiles:
1) Turf del interior. Integrarlo a la capital y al sistema de apuestas es una buena iniciativa. Sólo que se está haciendo mal, por forzar velocidades que viejos motores no resisten sin calafateo previo. Lo que se ve hoy son programas escuálidos (anotan pocos caballos y se borran muchos), imagen por televisión de mala calidad, pistas polvorientas, jockeys inhábiles, demoras en las sueltas, reuniones anuladas por falta de anotaciones, etc.
Mejorar esto tomará tiempo. La cuestión es que esta promoción está fagocitando el turf central. Mechar las carreras los domingos o sábados, resta interés del público y lo que se ha comprobado es que \’disminuye el juego\’. Con cierta frecuencia, el clima no permite que los hipódromos cumplan las reuniones programadas, y las carreras \’mechadas\’ en el programa de Maroñas se anulan y se genera un hueco en el horario que aburre y al público. Insistir con esta modalidad parece un capricho.
2) Pista de césped. Un lujo caro. Agregar una pista no basta, faltará una tercera para varear. El uso y mantenimiento del nuevo diseño de pistas será problemático. En Palermo, sobrando dinero, se innovó y al parecer los responsables están más que arrepentidos.
Hay mejores destinos para el dinero: a) accesos al hipódromo, b) escuela de jockeys, c) mejora del entorno, d) abaratamiento de la importación/exportación de caballos, e) ídem piensos, concentrados y productos veterinarios, f) herramientas, tráilers,  herraduras, etc.
3) Apoyos a la importación de padrillos en shuttle. Bienvenida. Pero el progreso consistente es mejorar sustancialmente la calidad de los vientres. Un pool        de yeguas madres distribuidas      (subsidiadas o solamente financiadas) que aporten calidad, en lugar de algún haras de peso compartiendo servicios de unos pocos padrillos sirviendo madres discretas.
4) Stud Book. Es la piedra angular del sistema. Si no da garantías, el negocio del pura sangre desaparece. Su integración actual va contra toda lógica y será cuestionado por las organizaciones hípicas internacionales. Urge reverlo; hoy funciona como un feudo tolerado y va a contrapelo, promueve (sin base jurídica para hacerlo) un turf cerrado.
No faltan ideas ni iniciativas, al parecer tampoco falta dinero. Lo cierto es que éste se va a acabar, así que gastémoslo en lo que sea una mejora permanente y sustentable\”.

Compartir Turf: porvenir de 50 mil personas

Comentarios :