Contacto via Email [email protected]
Contacto Telefonico 2908 0911
Contacto via correo Plaza de Cagancha 1162

Venezuela al Mercosur. El ingreso contra legem

Dr. Gustavo Rodríguez Tabó | Montevideo

@| \”En un acto apresurado, imprevisto e imprevisible los presidentes de Argentina, Brasil y Uruguay, decidieron dar ingreso al acuerdo subregional de integración a Venezuela como socio pleno del mismo. Decisión apresurada y de Política Mayor a decir del presidente uruguayo. Decisión precipitada de mal gusto, tomada acto seguido de la suspensión de Paraguay, sin el más mínimo respeto a la soberanía de otro Estado, con desprecio de las normas de derecho que los propios miembros del Mercosur se han autoimpuesto, pasando a ser una decisión más que de alta política una decisión de barra brava patoteril. Una decisión de tres presidentes que desconocen el funcionamiento del acuerdo y que dictan resoluciones por fuera del mismo, por fuera de sus órganos naturales establecidos en el Tratado de Asunción y el Protocolo de Ouro Preto.

Fíjese el lector que no sólo se suspendió inadecuadamente a Paraguay, sino que se violó el propio protocolo de adhesión de Venezuela el cual en su numeral 12 establece que `El presente protocolo, instrumento adicional al Tratado de Asunción, entrará en vigencia el trigésimo día contado a partir de la fecha de depósito del quinto instrumento de ratificación. Veamos, Argentina, Brasil, Uruguay, Venezuela suman 4, Paraguay su congreso no lo aprobó aún, por tanto dicho protocolo aún no entró en vigencia. Así de simple y así de claro. Se podrá argumentar que Paraguay ahora no está (pues está suspendido) pero tampoco ello fue objeto de fundamento para el ingreso del país caribeño. Pero Paraguay mal que les guste a los presidentes del resto de los países miembros del Mercosur, sigue siendo miembro con todos sus derechos, salvo la de concurrir a sus órganos de dirección de sus gobernantes. En síntesis, lo que están suspendidos son sus representantes no el país. Ello lo expresa claramente el Protocolo de Ushuaia. El mismo establece una graduación en las penas, se aplicó la primera, la más leve que no presupone ni implica el retiro temporal del país en cuestión.

Su ingreso se produce por la mera declaración de los presidentes de tres de los cuatro países, como una novedosa fuente de derecho. Como una fuente de derecho que se autojustifica y es fuente de normas jurídicas. Hasta esta innovación sólo eran fuente de derecho las decisiones, resoluciones y directivas del Consejo, del Grupo Mercado Común y la Comisión de Comercio, además del Tratado y los sucesivos protocolos. Esto me recuerda a los Actos Institucionales donde su legitimidad surgía de una junta de oficiales del Ejército.

Ahora nos preguntamos si ese protocolo será cumplido en su totalidad o ¿se va a barajar y dar de nuevo con todo lo pactado?

En definitiva, el estado actual de las cosas es: Paraguay suspendido por tres presidentes solo en cuanto a la concurrencia y participación en los órganos de decisión (art. 1 del Protocolo de Ushuaia).

Venezuela ingresado de facto, en contra de lo establecido en el Protocolo de Adhesión de la República Bolivariana de Venezuela al Mercosur ( artículo 12).

No sabemos qué ocurrirá cuando se levante la suspensión de Paraguay, ¿seguirá suspendido hasta que su Parlamento apruebe la incorporación de Venezuela? Y si no aprueba el ingreso de Venezuela, ¿no asistirá en señal de protesta? ¿Rechazará cualquier contacto con dicho país? ¿Aprobará lo actuado en su ausencia? Y si no aprueba lo actuado, ¿qué valor tendrán las normas que se dicten durante dicho lapso?

¿Qué podemos esperar de este mamarracho internacional? Sólo el tiempo lo dirá.

Esto es, sin lugar a dudas, el efecto de la Alta Política sobre el derecho\”.

Compartir Venezuela al Mercosur. El ingreso contra legem

Comentarios :