Contacto via Email [email protected]
Contacto Telefonico 2908 0911
Contacto via correo Plaza de Cagancha 1162

Vergüenza nacional

Julio Manuel Pereyra | Rocha

@|Es una vergüenza que la FEUU, el FA y el Gobierno no emitan ningún comunicado de repudio a lo que sucede en Venezuela, donde se acusa y detiene a funcionarios tan democráticamente electos como los que acusan dura y pura persecución política y pérdida de garantías políticas y civiles como sociales.

Ya se torna asqueante la constante mención a complots desestabilizadores de un país en clara decadencia, donde de facto el gobierno es totalitario y viola todos y cada uno de los principios de representación y separación de poderes.

Un país gobernado por un individuo alega representaciones míticas cuasi fantásticas, cuya memoria olvida que se basa en preceptos de un sujeto que dio de hecho un golpe de Estado contra un gobierno elegido tan democráticamente como el que hoy preside.

Estos gobiernos cuasi monárquicos que otorgan “súper” poderes a sujetos que tienden a perpetuarse en el poder en base a dominación retributiva, alientan la teoría de los dos demonios y son claramente populistas.

Cuestionan los organismos internacionales de DDHH, violan reiteradamente la constitución (recordemos este señor ofició de presidente cuando la constitución no se lo permitía ante la muerte de Chávez).

Estos gobiernos inventan o articulan cualquier ley o artimaña jurídica que “valida” su accionar, que de llevarlos a cabo otros gobiernos, seguro se pondría el grito en el cielo.

Sin libertad de prensa, con restricciones de información, manipulación mediática y hablando con pajaritos, estos gobiernos que apoyan a terroristas (léase FARC o Irán), y hasta asumiendo “estos roban como nosotros” se creen intocables y violentan todas las bases de un Estado de derecho.

El silencio o peor aun, el apoyo ante esta situaciones, me hace cuestionar la hipocresía de aquellos que se enarbolan detrás de los derechos humanos y principios democráticos republicanos pero apañan y amparan corruptos.

Vergüenza me da la hemiplejía moral de estos sujetos que justifican cosas injustificables.

Estos fanáticos se encuentran a la par de los nazistas y fascistas que apoyaban al régimen sin cuestionamiento.

Mientras nos dirijan sujetos hipócritas que pongan sujetos por sobre instituciones, y donde prime “lo político por sobre lo jurídico”, el mundo se encamina al exterminio del que piensa distinto… es decir un “genocidio” ideológico.

Compartir Vergüenza nacional

Comentarios :