Contacto via Email [email protected]
Contacto Telefonico 2908 0911
Contacto via correo Plaza de Cagancha 1162

Vivir en Uruguay

Mario Silvera | Montevideo

@| \”Soy del interior, hace un par de años estuve viviendo en la capital, pero en aquel entonces tenía la ayuda de unos tíos muy queridos que viven en el extranjero; de esta manera nunca sentí `en carne propia` lo que cuesta mantenerse a sí mismo.

Dos años después, y viendo que la situación en nuestro departamento de origen no era muy estimulante, donde se trabaja bien por la temporada estival mientras que el resto del año se sobrevive con los míseros sueldos que pagan, a mi señora y a mí se nos presentó la oportunidad de irnos hacia la capital en busca de nuevos horizontes y la promesa de un futuro un poco mejor.

En menos de 15 días los dos estábamos empleados. Por un mes vivimos en la casa de un pariente, pero luego buscamos un lugar para alquilar. Nos vimos abrumados porque es prácticamente imposible alquilar un apartamento si no tenés Anda, o sos afiliado de Adapi, Ciu, Cgn, etc. y más etc. Y los que no te piden todo esto, piden depósitos, que por lo general son seis meses de alquiler. Supongamos que se alquila un apartamento de 8.000 pesos, con 6 meses de garantía son 48.000, más el alquiler, los gastos comunes y algún impuesto que se me olvide: en total habría que tener en mano 60.000 pesos.

Resulta gracioso y sin la más mínima lógica ver que en un país el sueldo mínimo es $ 4.799 y en promedio el trabajador recibe en mano 6.000-8.000; ¿cómo hace para alquilar, para vestirse, para pagar boletos, alimentarse y mantener su familia? Cuando vas a hacer las compras del mes, ves cómo el dinero se va como agua.

Tenemos una de las cargas tributarias más altas del mundo, el Estado mantiene una legión de funcionarios públicos y la mayor aspiración de todos es ser uno de ellos. Termina siendo un peso para nuestros bolsillos mantener toda esa estructura burocrática.

Todo el mundo considera que los jóvenes somos el mañana de cualquier nación, se nos empuja sutilmente, a formarnos, educarnos, adquirir alguna experiencia laboral y cuanto antes se nos presenta una oportunidad de irnos hacia el exterior en búsqueda de un futuro mejor, mejores sueldos, mejor estilo de vida, no lo pensamos dos veces, y nos vamos. Yo lo estoy considerando en estos momentos, y me duele pensarlo. Amo mi país, mis costumbres, mi familia, pero lo que no amaré jamás es la mentalidad, la idiosincrasia determinista y ya obsoleta que determina que los jóvenes abandonemos a nuestros seres amados y nos vayamos a otras tierras. De esta manera perdemos todos, el país pierde mano de obra joven y se envejece aún más su población, y el país forma gente para que termine enriqueciendo otras naciones que no gastaron para nada en la formación de ese joven.

Todo gira en torno a Montevideo y el resto del país es como si no existiera, como si fuera parte de algo ajeno, cuando en realidad Montevideo depende del interior para mantenerse como ciudad, como capital\”.

Compartir Vivir en Uruguay

Comentarios :