Contacto via Email [email protected]
Contacto Telefonico 2908 0911
Contacto via correo Plaza de Cagancha 1162

Y la prepotencia policial

J.L.D. | Montevideo

@|Hace como 2 semanas agendé día y hora para renovar la Libreta de Conductor. Después de hacer el examen médico y pagar el trámite en un local de Abitab, el martes 24 de febrero me presenté a las 10:45 hs. en la IMM y… me comí que estaban de paro los casi 10.000 funcionarios porque Adeom dispuso un paro por el fallecimiento de un Inspector de Tránsito en un episodio en el tránsito de Montevideo. Podemos discutir si el accidente fue impericia, imprudencia, reacción desmedida o simplemente mala fortuna y deberíamos tomarla como algo del destino que tantas vidas se lleva de manera injusta. Pero lo que no comprendo es un paro que deja a toda la gente de rehén, gente que no es responsable de nada ante las circunstancias, y cuando sería mucho más efectivo que Adeom fuera solidario, pidiera trabajar a todos los funcionarios y de los jornales recaudados ese día se le aportara a la familia del funcionario fallecido como apoyo a la difícil situación que deberán enfrentar.

A las 13 hs. terminaba el paro y ahí estaba de nuevo yo en la oficina para ver qué pasaría con mi hora “perdida’’, y en el hall el caos era total. Más de 100 personas esperaban para entrar. Los guardias no abrían las puertas y como a las 13:15 hs llegó un “comando’’ de 10 policías para defender las oficinas. ¿Defenderlas de qué? Empezaron las discusiones, gritos, quejas de las 100 personas cuando anunciaban que solo algunos pasarían de acuerdo a criterios que los municipales intentaban explicar y que la mayoría no podía entender.

Llegaron 10 policías más para reforzar la seguridad del “bastión’’ que algunos ilusos ciudadanos pretendían tomar. Los policías con maltrato, a los gritos y amenazando a algunos con detenerlos por “desacato’’, empezaron a empujar y llevarse por delante a varios de los que ahí estábamos pretendiendo una simple respuesta para saber qué tendríamos que hacer para conseguir otro horario, el que habíamos perdido por un capricho sindical.

Estos policías de cabotaje, que incluso amenazaron y apartaron del grupo a alguno que osó sacarles alguna foto o filmar algún video, mostraron sí toda su fortaleza con unos simples ciudadanos que pretendían terminar con un trámite, pero no se los ve con la misma vehemencia cuando se trata de combatir delincuentes, sacar a Los Tatitos de la calle, entrar a Cerro Norte o en Los Palomares cuando los “narcos’’ se les plantan armados, o cuando nos rapiñan en cada esquina del Uruguay sin que alguno de estos policía mueva un dedo. Hasta uno me amenazó con llevarme detenido si lo seguía mirando de “pesado’’. Ahhh, es que cuando yo miro fijo a alguien, puedo ser tremendo…

Y cuando me entero que faltan policías en las calles o suspenden algunos espec- táculos públicos por falta de guardia policial, como este fin de semana que debido a la asunción presidencial no habrá fútbol por falta de policías, porque la mayor comisaría está en la IMM donde hay 500 policías asignados permanentes, que nos cuestan US$ 500 mil por mes, y están para proteger a los funcionarios de la gente, de los ciudadanos que pagamos fortunas por servicios que no nos prestan debidamente, evidentemente debe ser porque hemos llegado al “absurdo total” de la Administración Municipal. Pero han pasado 25 años de espanto municipal, y seguro que habrá mayorías que votarán en mayo nuevamente para que el “abuso” siga….

Compartir Y la prepotencia policial

Comentarios :