Contacto via Email [email protected]
Contacto Telefonico 2908 0911
Contacto via correo Plaza de Cagancha 1162

Y los asentamientos

Mario Coppetti Abadie | Montevideo

@|Señora Intendente Ana Olivera: recientemente tuve noticias del desalojo de un asentamiento en Ciudad Vieja, ubicado en la calle Piedras, entre Juan Carlos Gómez y Treinta y Tres. El mismo tenía una larga existencia en la zona, siendo     lugar de varias familias.

Poder observar las condiciones en que vivían daba realmente lástima, ya que bastaba con pensar en las condiciones higiénicas, de salud y habitacional que debían   soportar.

Preciso es reconocer que había de todo un poco entre sus moradores; así encontramos gente de trabajo, responsable con menores a cargo, como también aquellos que no aceptaban una normal convivencia ciudadana.

Entiendo que el desalojo de la gente allí ubicada es algo positivo, en cuanto, esperemos, puedan acceder a mejores condiciones de vida, especialmente pensando en los menores, que se merecen como ciudadanos del futuro Uruguay formarse con  valores firmes y democráticos.

Hasta aquí todo bien. Aún quedan otros asentamientos cuyo destino falta resolver; me refiero al edificio ubicado en la calle 25 de Mayo casi Ituzaingó, donde es posible observar cómo esta estupenda construcción se viene deteriorando por el poco   cuidado que le dan sus “moradores”, que construyeron sobre su azotea otros pisos, sin duda de forma ilegal.

Si pretendemos hacer de Ciudad Vieja un lugar turístico, atrayente para la inversión, cuidadoso de su patrimonio arquitectónico, entiendo que este tipo de situaciones no tienen cabida.

De hecho, es comentario que allí algún morador avivado “vende” y “alquila” apartamentos sin que se tomen los recaudos correspondientes, aparte de que también sirve de aguantadero para negocios no muy santos (de hecho es posible observar, cada tanto, las “transas” que se desarrollan a las puertas de este edificio).

Aparentemente este bien tiene un dueño que lo compró hace varios meses en   remate; de todas formas llama la atención que no haya a la vista un cambio notorio en esta construcción, que seguramente lució esplendoroso en otras épocas.

Motivos sobran para su desalojo; malas condiciones higiénicas, sin saneamiento, roban agua de un edificio vecino. Los archivos de la Corte Electoral debieron ser trasladados a otro edificio, por causa de inundaciones generadas desde el edificio en cuestión, debiendo concurrir Bomberos para desagotar el agua estancada, al tiempo que edificios vecinos debieron colocar alambres con púas, para evitar el pasaje de intrusos (todo esto se puede ver desde 25 de Mayo).

Espero que a la brevedad podamos pasar por la puerta de este patrimonio arquitectónico y admirarlo restaurado, ocupado por gente de bien, de trabajo, que sepa    valorar el lugar que habita y, sobre todo, con gente que entiende lo que es la buena convivencia vecinal y ciudadana. Esperemos que así lo entiendan también los organismos competentes en la materia.

¡Feliz 2015!

Compartir Y los asentamientos

Comentarios :